Los concilios de la Iglesia

«Concilio es la asamblea de obispos convocada para debatir asuntos importantes referentes a la doctrina y disciplina de toda la Iglesia o de parte de ella. En el primer caso, el Concilio será universal o ecuménico (del griego «oicomenicós» que significa universal). Para que tenga valor de tal, tiene que ser convocado por el Papa, presidido por él o sus delegados, y aceptado en todas y cada una de sus decisiones por el mismo. En cuanto al número de participantes, es obvio que tienen que ser la mayoría, con verdadera representatividad de todo el mundo cristiano. En el segundo caso, el concilio es particular, que podrá ser de una nación, un grupo de naciones, una deerminada región o provincia eclesiástica.» (Concilio Vaticano II: Documentos Completos, Editorial San Pablo, Bogotá, 1995, páginas 8-9). Cuando un concilio no es convocado en forma legítima, se habla de «conciliábulo».

Los concilios ecuménicos han sido hasta ahora los siguientes (clic aquí para ver este mismo listado con un pequeño resumen):

Nicea I (año 325)

Constantinopla I (año 381)

Éfeso (año 431)

Calcedonia (año 451)

Constantinopla II (año 553)

Constantinopla III (año 680-81)

Nicea II (año 787)

Constantinopla IV (años 869-70)

Letrán I (año 1123)

Letrán II (año 1130)

Letrán III (año 1179)

Letrán IV (año 1215)

Lyon I (año 1245)

Lyon II (año 1274)

Vienne (año 1311-12)

Constanza (año 1414-18)

Basilea-Ferrara-Florencia (1431-1439)

Letrán V (años 1512-17)

Trento (años 1545-63)

Documentos del Concilio de Trento

Vaticano I (años 1869-70)

Algo para leer sobre un mito del Concilio Vaticano I: un supuesto discurso del Obispo Strossmayer

* Vaticano II (años 1962-65)

Para ir a un listado de documentos del Concilio Vaticano II:

Esta entrada fue publicada en Fe, Iglesia, Vida. Guarda el enlace permanente.